Comienza la desescalada. Podemos poco a poco salir de casa, retomar la calle… Ya se oyen las voces de los niños. Se rompe el silencio, con lo que eso significa para cada cual. Comienza un proceso de reconstrucción. No sabemos cómo va a ser ni cuál será el resultado. Hoy más que nunca la esperanza y la incertidumbre caminan de la mano.

Te propongo ir a la búsqueda de recursos que te puedan ayudar en el camino de la reincorporación y del reinicio. Recursos que como campos base nos pueden ayudar a realizar la travesía que tenemos por delante. El eje de la propuesta será el trabajo corporal e incluirá preguntas, acciones y aportes sobre cada uno de los recursos. Os presentaré siete recursos a lo largo de las próximas siete semanas.
Te vienes?