Se contemplan cuatro grandes ámbitos en los que intervenir a través de estas actividades, buscando incidir en las necesidades que las personas y los grupos pueden presentar:

1. Gestión del malestar.

2. Escucha y gestión de las emociones.

3. Atención plena (aquí y ahora)

4. Desarrollo de la creatividad.

En 3 modalidades: Sesiones grupales, Intervención Individual y Exploración.