Recursos

03 – Poder personal

Preguntas

Detente por un momento para observar cómo está tu cuerpo: Cuál es su posición, dónde se acumula mayor tensión y dónde apenas sientes nada. Toma conciencia de tu respiración. Desde las sensaciones que la observación te aportan trata de responder a estas preguntas:

¿Cómo está tu mundo emocional?¿Cómo te relacionas con tu miedo?¿Con tu agresividad? ¿Atiendes al instinto que te indica lo que hace bien y lo que te hace mal? ¿Están activadas tu voluntad y tu coraje para concretar proyectos? ¿Estás en contacto con tu poder personal?

Escucha la música que propongo, deja que te llegue bien a todos los rincones internos y que te mueva. Deja que se encienda una chispa por dentro y que se haga fueguito. Haz sitio a esa transformación. Contacta con tu propia fuerza y deja que se exprese.

Acción

Os hago llegar una muestra de Movimiento Expresivo para despertar y trabajar el poder personal como recurso. Se combina música, movimiento y palabra. Te propongo que sigas la propuesta y explores hasta dónde te lleva.

Empezamos a partir del apoyo en tierra, sintiendo la seguridad de la gravedad. Activamos cadera y pelvis. Aflojamos tensiones y flexibilizamos el cuerpo. Incluimos cuello y rostro, aflojando la mandíbula y abriendo la garganta, para dejar paso a la voz. Vamos dejando que la música nos habite e incorporamos el movimiento. Deja al cuerpo que exprese las distintas emociones que puedan surgir. Y observa cómo se van transformando a medida que avanza la música. Presta atención a la boca del estómago y observa qué sucede ahí. Expresa con las manos y los brazos. Deja que tu columna se desplace haciendo sitio a lo que está por salir. Toma conciencia de tu propia fuerza.

El viernes cerraremos el ciclo en torno al recurso del poder personal.

Recurso

Prestar atención y activar al poder personal supone despertar fortalezas escondidas en mí. La música y el movimiento me permiten dar paso a las emociones, sean cuales sean, dejando que se expresen y hagan su propio camino. Reconociendo, aceptando e integrando lo que siento me hago más fuerte. Ésta es una inteligencia instintiva que me conecta con mi autonomía para escoger e iniciar caminos, con mi voluntad para dirigirme al propósito y con mi coraje para realizar el trayecto, dificultades incluidas. Me empuja a la acción. Es una inteligencia de fuego y transformación.

Dejando que la música y el movimiento enciendan la expresión de mis emociones, puedo entrar en contacto de manera instintiva con una fuerza que tal vez no conocía. Hablo de la cocina del cuerpo, donde se suman distintos ingredientes y elaborar grandes recetas. Permitirme avanzar por esos caminos de expresión emocional puede ser laberíntico, pero el destino, sin duda, merece la pena.

Déjate llevar por la música y conecta con tu propio potencial. Permite que el cuerpo exprese ese potencial. Si quieres compartir algo de lo descubierto, no dudes en hacerlo.